26 de diciembre de 2010

Mique

De chiquitas nos hacen pensar que el príncipe azul existía... ¿y qué obtuvimos con eso? Años esperando por algún caballero con capa y espada montado en un caballo blanco nos rescatara de nuestro 'suplicio' para ser felices por siempre. Puros cuentos. O al menos eso creía hasta hace -casi- diez meses.
Aún dudo de la existencia de ese sujeto; hace mucho dejé de creer en los cuentos de hadas y en los 'vivieron felices por siempre': sé que si deseás algo lo tenés que conseguir por tus medios, que tu hada madrina no existe y también sé que no hay vidas perfectas, pero sí intentos de ellas.
Todas las chicas son diferentes entre sí, no quieren lo mismo. Para algunas, su chico deseado les cebaría mate mientras ella lee Charlie y la fábrica de chocolate sentada en una plaza, cuando para otras la trataría mal y le diría puta porque le calienta. Hay millones de chicas diferentes, por lo tanto, mil millones de estereotipos de perfección diferentes.
Por suerte, un día la mayoría de las chicas encuentra a un chico que tiene casi todo lo que ellas buscan: esa sonrisa, ese pelo, esa personalidad; en cambio, hay otras chicas que encuentran a esa persona, que tiene absolutamente todo lo que pidieron alguna vez... y hoy puedo decir, orgullosamente, que me incluyo entre ellas.
Yo he hecho un post refiriéndome a lo que yo busco -es decir, lo que él tiene-. Me costó encontrarlo, por supuesto que sí. Quince años me costó. Y cómo encontrarlo... shit. Fue difícil, pero se ve que la suerte estaba de mi lado.
Y me adentré en una relación que, como una vez le dije a él, era caminar por una cuerda floja, confiando a ciegas. Sabía, creo yo, en lo que me metía, a todo lo que me estaba comprometiendo: a serle fiel a alguien que jamás había visto, amar a alguien que me vendía una personalidad la cual yo no sabía si era real, querer salir con alguien que vivía a doscientos kilómetros de distancia.
También supe lo que traía una de las peores partes de la relación: no estar segura de lo que sentía los primeros meses, pelear por celos de las personas que lo veían día a día, añorar el día que se mude más cerca para poder verlo más seguido...
El 21 de diciembre tenía miedo. Enojo, también, por una pelea estúpida, pero mucho miedo. No quería verlo, no quería enfrentar la situación. ¿Le gustaré? ¿Y mi personalidad? ¿Mi cuerpo? ¿Le caeré bien? ¿Seré lo que esperaba? Pero después me surgieron un par de preguntas que ya tenían respuesta: ¿Me gustará? ¿Será lo que esperé y lo que me dijo ser? Pero yo sabía que . No sé de dónde venía el sentimiento, pero perfectamente sabía que él era... él.
Al verlo cruzar la calle, me dieron ganas de gritar de los nervios. Al caminar hacia él, de correr y abrazarlo. Al escucharle decir 'me gustás' durante ese abrazo, de ponerme a llorar de la felicidad y no sólo decirle 'y vos a mí', como hice.
Adelantémonos un poco más y ahorrémonos los detalles: no todos quieren y tienen que saber los pequeños detalles del asunto en cuestión.
Cumplió sus promesas, pero la que más rescaté fue la de esperar: esperar casi diez meses para verme y un poco más cuando me vio, para que le haga saber cuándo estaba lista. (Aclaremos, nunca lo estuve; pero la idea de besarlo me daba vueltas en la cabeza desde hacía bastante para dejar pasar esa oportunidad). Obviemos esta parte.
Sentir sus brazos alrededor de mí, sentirlo susurrarme al oído, que tome mis manos por más de una hora mirándome y sonriendo... me demostró ser un caballero al respetar mi decisión de no hacer nada frente a mi mamá, al preguntarme ¿suegri mira? antes de hacer algo, me demostró humanidad al confesarme que estaba nervioso y que tenía la mente en blanco.
La púa que ahora llevo en el cuello tiene el olor de su piel, y cada vez que duermo lo siento al lado mío. Cada vez que recuerdo la despedida me pongo mal pero, al escuchar a Kurt -el nuevo hermano de Popo- cantar Labios compartidos me devuelve la sonrisa y me hace bien. Muy bien. Como él y como todos los recuerdos de este 22.
Gracias, simplemente gracias. Ya te lo dije, pero nunca está de más decirlo: curaste mis heridas, resolviste mis problemas (you know...), me enseñaste a amar y me hiciste revivir. Te doy las gracias por entrar en mi vida y muchas más por seguir en ella de esta manera. Sos lo más hermoso y preciado que tengo. Te amo.


Y termino este post refiriéndome a dos frases que leí en los últimos días que merecen toda mi atención y mi amor:
Alguien me dijo alguna vez que los únicos viajes que merecía la pena emprender en la vida son los que nos llevan al límite. Los que nos arrancan la ropa, nos cambian el pensamiento y nos que sacuden el espíritu -Justin Somper.
El camino del amor verdadero nunca fue fácil -William Shakespeare.


[PD: gracias por el regalo de fin de año, pero odio que me hagas llorar, aunque sea de felicidad]

Flor Méndez tiene una relación con Mique Martínez Secchi.

16 de diciembre de 2010

Happy new year

Se acerca fin de año y me puse a pensar en serio, a reflexionar. ¿En qué? En que, bueno... a ver, cómo explicarlo.
No voy a hacer un post refiriéndome a mis 'amigos' como todos en Facebook, porque realmente no me interesa. Voy a hacer un post como se debe, a mi manera y sin careteaje.
En principio, aunque parezca algo estúpido, tengo que agradecerles a un par de bandas. ¿Por qué? Bien... digamos que son como mis mejores amigas. Cada vez que las escucho a ellas, resuelven uno de mis problemas, o al menos me hacen sentir mejor. No sé cómo ni tampoco por qué lo hacen, simplemente quiero agradecerles por ser ustedes los que me levantan cada vez que caigo y por ser las ocho o nueve personas que siempre van a estar a mi lado sin importar qué. My Chemical Romance y Coldplay, gracias.
Antes de seguir, quiero decirle a la India y a la Garrapata que me dan mucho asco y que espero que el karma las haga mierda. Gracias.
Después, personas... uhm, la parte más difícil realmente. ¿Cómo hacerlo sin que nadie se enoje? ¿Cómo mencionar a las personas que este año me acompañaron y no nombrar a las que no les importé o simplemente no estuvieron? Bien, dije sin careteaje y voy a cumplirlo.
Zulmi, Esposi, Laucha, Lisan, Zacky, Ino, Mackie, Jaki, gracias por estar a mi lado este año. 
Después, es un apartado igual al anterior pero sólo con dos personas que me aguantaron mucho en este año a pesar del poco tiempo que llevamos juntas.
Orne, Manu creo que son dos personas que me demostraron valer la pena y estar a mi lado. Gracias en serio. 
Otro apartado más para mis ángeles de la guardia. Creo que ya no tengo palabras para expresarles lo que siento por ustedes, creo que estoy enamorada de ustedes tres JAJAJA. Hablando en serio, les debo una vida: me hacen reír cuando estoy mal, me escuchan, me hacen sentir completa, flacas. Posta. Siento que ustedes tres son mis mejores amigas y van a seguir siéndolo a pesar de la distancia y de todo. Gracias en serio, Moscas... léase también Dana Banana, Italia y Crushie. Gracias por ser mi familia, Mosquitas. Las amo con todo mi ser.
And last but not least... you. And you know who you are. Gracias por darme un año espectacular con respecto a mi situación personal, por aguantarme tanto tiempo, por escucharme, secarme las lágrimas aún a doscientos kilómetros de distancia. Gracias por estar a mi lado aún cuando no lo estabas, gracias por convertirme en la persona en la que soy hoy y gracias por hacerme sentir amada. Te debo una vida, ternura. Te amo.
Y eso es todo. Aprobé matemática hoy, me voy a Mardel el miércoles, no sé si postearé hasta fin de año -aunque, sabiendo cómo soy, capaz me cope y haga un par de entradas-, pero este es el post que resume el año. Ojalá hayan tenido un año igual de lindo que yo, gentusa. 

9 de diciembre de 2010

Teenage dreams in a teenage circus

Qué ganas de revolearte todo el circo que armás a tu alrededor por la cabeza que tengo.
¿Por qué la gente tiene la constante necesidad de llamar la atención? De hacerse los emos, de decir 'soy feo/a, no le gusto a nadie, estoy solo/a, no tengo amigos'... ¿por qué, la re puta madre, por qué tengo como diez personas a mi alrededor que siempre dicen lo mismo?
¿Saben cómo me hacen sentir? Como mierda. ¿Qué sentirían si yo les dijese 'no tengo amigos'? ¿Ustedes qué serían? Nada. No serían mis amigos. Entonces, ¿yo no soy su amiga? ¿De qué estamos hablando?
Gente, ¿saben lo que pasa? Estoy harta. Harta hasta el ogt de bancarme sus pendejadas constantes. Son mis amigos, lo acepto, pero CANSAN.
Loco yo no entiendo. Por ejemplo, tengo una amiga que tiene problemas alimenticios, que se la banca bastante bien y que podemos hablar de cualquier otra cosa cuando nos molestamos. Pero no, tengo otras tres que tooooodo el tiempo me dicen 'CHE, ME DUELE LA PANZA'. 'Comé'. 'NO xD'. No, seguido de una carita que se usa para hacer burla. Burla. Se toman todo en joda, como si hacer mierda su cuerpo y desnutrirse cada segundo les divirtiera. Y lo peor, como si les gustase refregarme en la cara que se están haciendo mierda, como si les gustara verme sufrir.
Gente, no soy un objeto de diversión masiva. Me jode, aunque no se los diga, me rompe mucho las pelotas que se descarguen conmigo sobre problemas minúsculos. ¿Tenés hambre, la concha de tu madre? Andá y comé. Hay gente que no tiene para comer y vos andás jugando a ser Dios, a decir que si estás flaca estás bien y sino no. Pero, saquémonos las caretas, vos sólo hacés eso para llamar la atención, las verdaderas personas con verdaderos problemas alimenticios no lo andan divulgando por ahí. ME JODE TU ACTITUD, ME JODÉS VOS, ME JODE TU VIDA Y ESCUCHARTE HABLAR DE COSAS QUE SINCERAMENTE NO ME IMPORTAN PORQUE YA NO TE SIENTO MI AMIGA. Hace meses no me hablás y de repente, 'Oh, me acordé de que Helena existía...'. Pero por favor, andá a cagar y hacete la emo en otra parte. 
Es más, es lo que venís haciendo desde que te conseguiste esa amiga tuya que es igual a vos.
Y me terminé descargando con otra persona que no tiene nada que ver con esto, y que no creo que siga leyendo el blog. Pero no tengo ganas de pelear con la gente que quiero y me tengo que ir a matemática. Váyanse todos a cagar, cuando tenga tiempo devuelvo los coments.

6 de diciembre de 2010

Fools and hypocrites

Quiero empezar refiriéndome a este link que, aunque esté un poco explicado ahí, quiero aclararlo.
No sé si el que habrá preguntado será seguidor de este blog o no, realmente no me importa eso. Simplemente quiero que me lea con atención.
Primero en principal, cualquier cosa que diga -acá, en Twitter, en Formspring, en Facebook, cara a cara o como sea- y cause alguna risa, no lo hago para divertir. Yo digo las cosas como soy, se sabe bien que voy de frente y atropello a todo el mundo que quiera discutir conmigo. Lo siento, pero es el carácter y la personalidad que me tocaron tener.
Segundo, nunca, nunca, NUNCA puteé a Paramore. Que ese tal 'Franco' me mande tweets diciéndome que 'soy cualquiera' y que 'puteo a los fans y a Paramore' por preguntar si no llenaban un estadio al enterarme de que van a estar en el Luna Park, es una cosa completamente diferente. Pero, ¿saben qué pasa? La gente es idiota. Gente que se guía por un tweet que me mandó un completo imbécil agrediéndome por algo que yo no había dicho no vale la pena que me hagan preguntas diciéndome que 'les doy pena'. Por favor JAJAJA, mírense al espejo y hagan una autocrítica, caretas. No tienen por qué venir a decirme a mí que les doy pena. (Y si así lo hiciera, mejor. Es mucho mejor reírse de la pena del otro que la de uno mismo... ¿no?).
Tercero, cosa que ya expliqué pero lo vuelvo hacer porque se ve que la gente es tonta: Paramore y Tokio Hotel eran dos de mis bandas preferidas. ¿Por qué ya no lo son? Porque se comercializó la banda, el sonido, los integrantes y sobretodos los fans. Como dice alguien que conozco por ahí, a ese Franco no le va a mandar un tweet Paramore diciendo 'gracias por defendernos'. No les dan pelota, ¿por qué no dejan vivir a la gente? Es decir, tampoco es que les estoy diciendo que los dejen de escuchar, ¡por favor! Hay gente que sigue a Paramore desde que salió Decode, en Crepúsculo, como una amiga de mi hermana: se declara la mayor fan pero no sabe el segundo nombre de Hayley -bueno, eso ya es un caso extermo-. La idea de esto es que la pendejita se cree la fan número uno de una banda que conoció a principio de año y por un tema que salió en la película, ¿se dan cuenta de lo que digo? Yo, que los descubrí por internet buscando música poco conocida en el Ares dando con cosas como Wendy Sulca hace mucho con Crushcrushcrush soy peor fan que una pendeja que descubrió Decode de pedo mirando en los extras del DVD de Crepúsculo. Gente, ubíquese. Les cedo el lugar de 'mejor fan' si quieren, pero déjenme de romper las pelotas. Ya está, ¿entienden? Paramore y Tokio Hotel no me gustan más, y me sobran los motivos para explicar por qué, pero sépanlo: es mi vida, son dos bandas que no les llegan ni a los talones a bandas como AC/DC, Metallica, Megadeth o Radiohead, no me gustan más y punto. PUNTO. Fin de la transmisión.




Nota al pie: tengo amigos y amigas que escuchan Tokio Hotel y Paramore aún, por supuesto que saben qué opino de ellos pero somos felices haciendo como que esas bandas para el otro no existen. A ver si me explico, no tengo problema que la gente los escuche, los adore, les hagan un altar con flores rojas y negras manchadas con dulce de leche, realmente no me importa lo que hagan. Ni a ellos les importa lo que yo pienso de ellos. ¿Se entendió? Vivamos todos en paz entendiendo los puntos de vista de la gente y ya está, ¿cuál hay? Motherfuckers.


PD: un día de estos me copo y hago la entrada de fin de año de todos los años ahréqueuno. Ya tengo pensado algo pero me da paja escribirlo en un papel para pasarlo, así que se la bancan. Y ya nadie lee este blog así que no sé a quién le hablo JAJAJAJ. Chau.